Internet no tiene la culpa de la división social

arguing-1296392_640

El pasado 8 de marzo la revista Science publicaba uno de esos estudios que dan de qué hablar y que son para reflexionar.

Según recogían varios medios, entre ellos la Agencia SINC, el trabajo muestra que en Twitter las noticias falsas se difunden un 70% más rápido que la información veraz. Los investigadores llegaron a esa conclusión después de analizar la mayor muestra hasta el momento en este tipo de estudios: 126.000 historias tuiteadas por tres millones de personas unas 4,5 millones de veces entre 2006 y 2017. Seguir leyendo

Anuncios

Cuando la razón es un arma arrojadiza

Si sigues con cierta frecuencia en redes sociales los debates sobre la actualidad quizá te hayas topado con una tendencia curiosa: una especie de diálogo de sordos, en la que todo el mundo acusa a todo el mundo de ser irracional.

Es un fenómeno que se concreta de formas variadas, algunas más llamativas que otras. Por ejemplo: la utilización  de citas de escritores / pensadores que claman por la irracionalidad de  la gente por parte de personas que mantienen puntos de vista que, al menos en parte, bien podrían ser poco razonables; las acusaciones a los otros de no tener en cuenta la evidencia, aun cuando se esté utilizando la evidencia de una manera muy parcial y sesgada; las acusaciones morales mezcladas con juicios sobre la poca inteligencia ajena, aun cuando la postura que se defiende sea tan dudosamente moral como aquella que se ataca;… Y así un sinfín de otros pequeños ejemplos cotidianos.

Es una de esas cuestiones en las que más vale intentar no moralizar ni aleccionar: todos somos susceptibles de caer en según qué comportamientos, incluidos éste. Aun así, sin ánimo de moralizar, parece interesante intentar profundizar un poco en el fenómeno.

Seguir leyendo

La “Izquierda Regresiva”, la censura de libros y la policía cultural

censorship

Cuando hablamos de la censura de libros, es probable que pensemos en personas ofendidas porque en una novela se hable de homosexualidad, de sexo, o porque aparezca un lenguaje soez, o referencias a estilos de vida al margen de lo que se considera “normal”,…

Es decir, nos imaginamos la censura practicada desde el punto de vista del conservadurismo moral. Hay quien identifica ese conservadurismo moral con la derecha política, por lo que pareciera como si la censura de libros fuese producto de la mentalidad de esa franja política concreta.

Por supuesto, la derecha más reaccionaria ha sido responsable de algunas de las censuras informativas más notables de los últimos tiempos. Así que al hablar de censura de libros, también es probable que nos imaginemos piras de fuego rabioso en las que queman libros, al estilo del régimen nazi.

Menos frecuente es que pensemos en la censura de libros como un fenómeno ligado a posiciones más de propias de la izquierda política, aunque también hay ejemplos recientes. Y parece que cada vez más.

Seguir leyendo

Acabemos con el mito de la Sociedad del Conocimiento

Ya hace al menos un par de décadas que la expresión “sociedad de la información” pasó a formar parte del imaginario colectivo. La información siempre ha jugado un papel importante en las sociedades humanas, pero es en este último lapso de tiempo en el que el desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación (TICs) ha permitido desplegar la SI en todo su apogeo.

Con la SI vino asociada desde un buen principio otra idea: la de la “sociedad del conocimiento”. Y es que, según la narrativa más difundida, la abundante información disponible abriría la posibilidad para la generación de conocimiento como nunca antes se había conocido en la historia humana. Y con esta producción de conocimiento se generaban nuevas oportunidades para conseguir sociedades más cívicas, más justas y, por qué no, más sabias.

Si había dificultades en la transición de la SI a la SC serían de carácter técnico, continuaba el discurso: la brecha digital en el acceso a las TICs que impedía que buena parte de las poblaciones humanas pudieran beneficiarse del caudal de información que fluía a través de ellas. O, en todo caso, el problema de base sería cómo aprender a manejar las herramientas (la alfabetización digital), y educar al público en el uso de unas sencillas pero poderosas pautas para evaluar la información y detectar las mentiras, las estafas y los engaños.

Así decía el discurso, de una manera muy resumida y abreviada.

Visto lo visto hasta el momento presente, creo que lo mejor que podríamos hacer con esa narrativa es tirarla a la basura y pasar a otra cosa. O, cuando menos, reexaminar muy seriamente la posibilidad de sus supuestos centrales.

Seguir leyendo

¿Quién acabó con lo mejor que tenía Internet?

smartphone-2250233_640

Los artículos que hablan sobre cómo las nuevas tecnologías están afectando a nuestras vidas (desde cómo funciona nuestro cerebro a cómo funcionan nuestras democracias) son un sub-género en sí mismo. Cada cierto tiempo puede leerse algún artículo que se propone examinar la cuestión. Es el caso de un escrito en la popular plataforma Pijama Surf titulado Por qué Instagram representa la muerte de lo mejor que tenía Internet.

Aunque se publicó en marzo, sólo recientemente lo he visto circular estos días por las redes. Y al hacerlo tenía la sospecha de que no me iba a gustar. Y, efectivamente, no me ha gustado y en esta entrada me gustaría explicar por qué. Va a ser un análisis un poco largo, pero el tema lo vale.

Seguir leyendo

Los límites del pensamiento crítico y el poder de la comunicación

Parece que el pensaminto crítico se está asumiendo como una necesidad de primer orden para los individuos en nuestras sociedades. La tendencia viene de una cierta inercia de los pasados años, pero se ha acentuado con fenómenos como las fake news (o noticias falsas).

Esa necesidad sentida es algo a celebrar, sin duda. Pero por desgracia quizá incluso el pensamiento crítico se nos quede corto a la hora de combatir la irracionalidad.

Eso es lo que daba a entender un  artículo del día 21 de febrero en el blog Magonia, con el título Engañarnos es muy fácil Seguir leyendo

También Bowie era sólo un hombre

BowieReturnNew647

Sí, ha muerto David Bowie. Y como no podía ser de otra forma, los medios y las redes se han llenado de artículos, de imágenes y de canciones que loan su figura y su obra. Uno de esos artículos que más me ha impresionado ha sido, curiosamente, uno que tiene poco que ver con una loanza del Bowie artista. Más bien, parece un recordatorio de algo que olvidamos con frecuencia: los ídolos de la cultura popular son personas, no dioses. Y, como tal, también están sujetos a los mismos miedos, angustias y preocupaciones que la gente de a pie.
Seguir leyendo