Identificados 40 nuevos genes que podrían influir en la inteligencia

dna-163466_640

Puede que no haya una capacidad humana que despierte pasiones tan encontradas como la inteligencia. La causa principal de las polémicas suele ser cuál es el origen de la inteligencia y qué es lo que la determina: ¿es una capacidad innata, o el ambiente y la crianza tienen algo que aportar?

Sin duda que el ambiente tiene un papel clave, en forma de factores como la educación y la alimentación. Pero no es menos cierto que se tienen sólidas evidencias de la influencia genética. De hecho, el pasado 22 de mayo la revista Nature Genetics publicaba un artículo que ha permitido arrojar un poco más de luz sobre la influencia de la genética sobre la inteligencia.

El artículo es un análisis de otros trabajos que han buscado asociaciones entre la inteligencia y los genes. La suma total de los individuos de esos trabajos da una muestra de estudio muy amplia, casi 60.000 adultos y 20.00 niños. Los estudios utilizaron diferentes medidas de inteligencia, como tests y pruebas de habilidad (puzles en pantallas).

Los investigadores hallaron casi 40 nuevos genes involucrados en la inteligencia que no se habían identificado hasta el momento, así como 15 nuevas regiones genómicas. En total, las asociaciones genéticas explicarían hasta casi el 5% de la variación en inteligencia entre los grupos estudiados.

Una reseña del estudio en el diario The Guardian comenta que los mismos genes también están asociados con un mayor logro educativo, una mayor circunferencia craneal al nacer, mayor esperanza de vida y el autismo.

En The Guardian también especulan con algunas implicaciones que este tipo de trabajos podrían tener para el futuro. Entre ellas, la ética del diseño de bebés en función de la inteligencia, la creación de drogas para potenciar la inteligencia, o la creación de programas de aprendizaje individualizados. A este respecto comenta Danielle Posthuma, la líder del equipo de investigación:

Quizá un día podamos decir que basándonos en tu constitución genética, sería más fácil para ti usar esta estrategia más que aquella otra para aprender esta tarea. Pero todavía queda mucho para ello. […] No creo que lo que esté escrito en nuestros genes determine nuestras vidas.

 

Da que pensar: La última frase de la cita de Posthuma es un reflejo del temor que siempre sobrevuela a los trabajos que muestran relación entre la genética y cualquier capacidad humana: el determinismo genético.

Dicho temo está en especial presente en todo aquello que tiene que ver con la inteligencia. Tanto es así, que a cuento del artículo publicado en Nature Genetics la revista Nature publicaba un editorial defendiendo la investigación sobre la influencia de la genética en la inteligencia.

Dicen en Nature que este ámbito de estudio todavía está lastrado por tres prejuicios: el ya citado determinismo genético, la discriminación basada en dudosas medidas de inteligencia, y el racismo implícito en la idea de que habría razas más inteligentes que otras.

A pesar de que la moderna genética ha desmentido en buena parte los tres prejuicios, parece que el público general sigue creyendo lo contrario. Algo a lo que es proclive un buen número de progresistas comprometidos con la justicia y la igualdad social.

Como escribe Jesse Singal en Science of Us, esas personas suelen realizar un acercamiento a la ciencia en sentido inverso: si una idea puede conducir a malas consecuencias, entonces esa idea no puede ser cierta. Por ello muchas personas sostienen, contra toda evidencia, que no hay un componente genético en la inteligencia.

Pero, como bien escribe Singal:

El problema es que una vez que abandonas una interpretación justa de la evidencia y decides que no se puede hablar del tema […], con ello estás dejando las puertas abiertas para que un buen número de intérpretes de mala fe de esa evidencia sostengan puntos de vista injustificados sobre la genética, la raza y el coeficiente de inteligencia. En otras palabras: si estás preocupado por la justicia social, también deberías estar comprometido con la ciencia sólida.

Lee la reseña y los comentarios al estudio de Nature Genetics por Jesse Singal en Science of Us.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s