Los preescolares pueden diferenciar entre pinturas abstractas hechas por artistas de las hechas por otros niños o por animales

autumn-rhythm
Autumn Rhythm, de Jackson Pollock

El arte abstracto es quizá uno de los estilos artísticos más criticados por el público. La frase “eso podría haberlo hecho mi hijo/a” ya es todo un tópico. Una variación de la misma es aquella que afirma que la obra podría haber sido pintada por un animal con un poco de adiestramiento.

Ambas afirmaciones parecen querer decir que la obra de un artista abstracto es una especie de batiburrillo que, en el fondo, sería indistinguible de la obra de un niño o de un animal no humano. Pues bien, parece que sí que hay diferencias entre una obra genuina de arte abstracto y una que no lo es, y que esta diferencia podría ser reconocida por niños tan jóvenes como los de 4 años. O eso es lo que parece implicar en un estudio que se publicó en el Journal of Cognition and Development y que fue reseñado en blocs como BPS Research Digest o Mental Floss.

La metodología básica del estudio, que utilizó a 130 niños y niñas, es ingeniosa. Los niños y niñas fueron divididos en dos grupos según la edad: de 4 a 7, y de 8 a 10. Se les presentó 18 parejas de imágenes, una de cada pareja de un artista abstracto, la otra hecha por un niño o un animal (un mono o un elefante). Algunas parejas de imágenes estaban etiquetadas correctamente con carteles que identificaban el origen: “artista”, “niño”, “elefante” o “mono”; otras parejas de imágenes estaban etiquetadas, pero incorrectamente (por ejemplo, una pintura de un mono estaba etiquetada como si la hubiera hecho una persona); y aun algunas otras parejas no estaban etiquetadas.

De entre las conclusiones del estudio destaca que incluso los niños de entre 4 y 7 años pudieron distinguir entre las obras hechas por un artista y aquellas hechas por otro niño o un animal no humano cuando no había carteles identificativos de las imágenes. Además, los pequeños preferían las imágenes hechas por artistas cuando se les pedían que escogieran las que tenían más calidad (aunque no fueran las que más les gustaban).

Como recoge la reseña de BPS Research Digest, los resultados para las autoras del estudio implican que:

[…] el punto más importante, a nuestro entender, es que los pequeños, como los adultos, pueden ver la diferencia entre estas dos clases de imágenes [las hechas por artistas y las que no los son]. El hecho de que incluso los preescolares puedan hacer esta discriminación podría ayudar a refutar las afirmaciones de los visitantes de los museos que dicen que no hay diferencia entre una pintura de Jackson Pollock y los dibujos de una clase de preescolar.

Lee las reseñas de BPS Research Digest y de Mental Floss para conocer más detalles sobre el estudio y sus conclusiones.

 

Da que pensar: Es interesante que dos de las investigadoras del estudio llevasen a cabo otro trabajo en 2011 que, utilizando como sujetos a personas adultas, obtuvo los mismos resultados que el trabajo que hemos comentado llevado a cabo con niños y niñas.

9788437603216Así pues, parece que el arte abstracto no es cosa de niños, sino una actividad seria con rasgos propios. Quizá es el desconocimiento de estas características y de su historia y evolución lo que hace pensar lo contrario a muchas personas.

Si te encuentras entre ese amplio grupo de gente, un buen recurso con el que comenzar a poner remedio al desconocimiento sobre el arte abstracto podría ser el libro Historia del arte abstracto (1900–1960), de Cor Blok.

La obra de Blok es todo un clásico en la materia, y una perfecta introducción al mundo del arte abstracto. Y es que Blok organizó su libro de manera que ofreciese una perspectiva histórica de la evolución del arte abstracto, pero prestando especial atención a las ideas de los mismos artistas que contribuyeron a dar forma a este estilo:

El arte abstracto propicia especialmente una consideración de su ideario porque, como casi ninguna otra tendencia artística, ha obligado tanto a sus seguidores como a sus enemigos a manifestarse sobre las cuestiones básicas del arte – incluido su significado para la sociedad. (p. 15)

El libro contiene ilustraciones en blanco y negro y algunas láminas en color que acompañan las explicaciones de Blok. Además, contiene una tabla cronológica de la historia del arte abstracto con valiosas descripciones breves de las diferentes tendencias (una herramienta útil para no perderse en la jungla de “ismos” que es el arte moderno).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s