La tiranía de la opinión

Mucha gente se queja del poco respeto que los participantes en esas tertulias televisadas suelen mostrar los unos hacia los otros. Pero pocos son los que extienden su queja a la falta de respeto que todos ellos muestran hacia el objeto o el tema sobre el que hablan […]. Pocos reparan en la falta de respeto que, en sí, constituye la tertulia misma […]. Es a la cosa misma por cuyo ser pregunta el que quiere de verdad llegar a saber algo, el que no desea exhibirse, sino ser instruido, a lo que se falta constantemente al respeto en este tipo de intercambios. Y ello hasta el punto de que la única pregunta con la que de verdad prestaríamos a la cosa la tención que se merece, la pregunta “¿qué es?”, la pregunta por su ser, parece estar prohibida de antemano en toda tertulia. En su lugar se plantea constantemente, como si fuera la misma cosa, la pregunta “¿y usted qué opina de…?” (p. 87)

 

[…] propiamente hablando las opiniones no dialogan. […] Las opiniones – habría más bien que decir – “monologan”. Un intercambio de opiniones, como lo demuestra cualquier debate televisivo, es una sucesión de monólogos en los que cada participante se homenajea obscenamente a sí mismo. De hecho, la opinión parece guardar con el diálogo la misma relación que la masturbación con el coito. (p. 333)

Los que confunden la reivindicación […] de la soberanía de la razón con una suerte de “totalitarismo” no parecen entender que no existe nada más potencialmente totalitario que una opinión, y que ésta es tanto más totalitaria y dogmática cuanto más “libre” es; como tampoco dan muestras de comprender que nada hay menos dogmático que una ley científica o un teorema. Nada hay, en efecto, que se afirme con tanta cautela, con tantas reservas, bajo condiciones tan restricitivas y tan precisamente definidas, y tan fundamentalmente como una ley científica o un teorema. Y, por contra, nada hay que se afirme con tanta arrogancia, inmodestia, temeridad y voluntad de poder, como una opinión. La opinión es como la “edad del pavo” de la palabra. Y la combinación de adolescencia o “minoría de edad” espiritual y poder es una alfombra roja al totalitarismo. (p. 334)

 

Del libro ¿Qué es filosofía?, escrito por Pedro Fernández Liria y publicado por ediciones Akal: “El presente libro pretende ser una exposición sencilla, pero exhaustiva y rigurosa, del concepto de filosofía, así como una crítica de los principales equívocos y malentendidos que, durante siglos, han ido afectando a dicho concepto hasta hacer casi imposible su entendimiento. Pero no es ésta su única intención. El otro gran objetivo de la obra es mostrar que la comprensión de esa actitud o disposición intelectual que desde el siglo V a.C. venimos llamando «filosofía» constituye el camino más directo para entender la forma esencial de nuestra cultura”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s