El uso que se hace de Internet: ¿una nueva brecha digital?

brecha digital

Hace ya unos cuantos años que se popularizó la expresión “brecha digital”. Con ella se quería aludir al peligro de que regiones, poblaciones y grupos sociales desfavorecidos quedaran al margen del acceso generalizado a Internet, y de las oportunidades que tal acceso supone.

Aunque la situación de brecha digital, entendida en el sentido anterior, es preocupante en muchas poblaciones del mundo, parece que los esfuerzos que se están haciendo para cerrarla, o al menos para que no se ensanche, dan resultados. No obstante, aunque el acceso a Internet sea un paso limitante, parece que lo que los individuos hacen una vez conectados es igual o más importante que el acceso mismo.

Eso es lo que da a entender un informe publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a finales de este verano de 2016, sobre el uso que de Internet hacen los estudiantes más y menos favorecidos de 40 países del mundo.

De hecho el informe de la OCDE, elaborado con datos disponibles del informe PISA y referentes al año 2012, declara la existencia de una brecha digital basada en el tipo de contenidos que se consumen:

Incluso cuando todos los estudiantes, incluidos los más desventajados, tienen fácil acceso a Internet, una brecha digital, basada en el estatus socio-económico, persiste en cómo los estudiantes utilizan la tecnología.

Even when all students, including the most disadvantaged, have easy access to the Internet, a digital divide, based on socio-economic status, still persists in how students use technology.

Según el informe, en 2012 los estudiantes más desfavorecidos dedicaron de media al menos tanto tiempo como los estudiantes menos desfavorecidos (de hecho, en la mitad de los países analizados incluso invirtieron más tiempo). No obstante, hay una gran diferencia en el uso que se hace de esa conexión. Así, mientras que los estudiantes menos desfavorecidos tienden a buscar información o a leer noticias online, los más desfavorecidos tienden a usar Internet para chatear o jugar a videojuegos.

De manera significativa, los estudiantes desfavorecidos juegan a videojuegos tanto como los más favorecidos, por lo que es ése otro uso, el de la búsqueda y manejo de información, lo que marca la diferencia entre ambos grupos. Comenta el informe:

El acceso igualitario no implica igualdad de oportunidades. En línea, prácticamente todo el mundo puede inscribirse en un curso online abierto (MOOC), presentar su candidatura a una oferta de trabajo bien pagado, participar en la elaboración de una ley a través de un sitio web de e-gobernanza, o llamar la atención de las autoridades locales sobre un nuevo bache en su calle. Pero los estudiantes desfavorecidos pueden que no sean conscientes de cómo la tecnología les ofrece oportunidades para aprender sobre el mundo, practicar nuevas habilidades, desarrollar un plan de carrera profesional o participar en comunicaciones online. Y puede que no tengan ni el conocimiento ni las habilidades necesarias para transformar las oportunidades online en oportunidades reales.

But equal access does not imply equal opportunities. On line, virtually anyone can enroll in the best massive open online course (MOOC), respond to a job vacancy for a high-paying job, participate in the law-making process through an e-government website, or draw the attention of city authorities to a new pothole in his or her street. But disadvantaged students may not be aware of how technology can offer opportunities to learn about the world, practice new skills, develop a career plan or participate in online communications that are only a few clicks away. And they may not have the knowledge and skills required to turn online opportunities into real opportunities.

 

Da que pensar: Tres ideas me viene a la mente tras leer el estudio de la OCDE. En primer lugar, los resultados son otro buen argumento en contra del solucionismo tecnológico: la absurda, anque muy difundida idea, de que los problemas de las sociedades (y de la especie) tienen una solución en encontrar la tecnología adecuada. En este sentido:

Incluso cuando la mayoría de los estudiantes tiene fácil acceso a nuevos medios, las desigualdades persisten en la manera en que usan esas herramientas. El uso de los medios online de los estudiantes depende de los niveles de habilidad, motivación y apoyo de la familia, amigos y profesores, los cuáles varian a lo largo de los grupos socio-económicos.

PISA shows that even when most students have easy access to new media, inequalities persist in the way they use these tools. The use of online media depends on the student’s own level of skills, motivation, and support from family, friends and teachers, which vary across socio-economic groups.

La segunda idea está relacionada con el verdadero factor que determina la diferencia en el uso de Internet: una diferencia en habilidades académicas más básicas. Así:

[…] los estudiantes con mejores habilidades de lectura, independientemente de su origen, tienen mayor facilidad para navegar por – y explotar las considerables ventajas de – Internet.

[…] students with good reading skills, regardless of their background, have a much easier time finding their way around – and mining the considerable assets of – the Internet.

A pesar de los discursos sobre las diferencias entre la era de lo digital y la “era de Gutenberg”, resulta que las “tradicionales” habilidades de lectura y de análisis de información se trasladan al ámbito online, y determinan en gran parte el éxito de los individuos en él. Aunque debería parecer obvio, parece que siempre hay quien se empeña en levantar ficticias barreras generacionales en la habilidad a la hora de gestionar y evaluar la información.

La importancia de las habilidades tradicionales de lectura me lleva a la tercera idea. Aunque toda lectura sin duda nos ayuda a desarrollar habilidades de pensamiento, también es cierto que diferentes contenidos nos ayudan de diferentes formas. No estaría de más, por tanto, apostar de vez en cuando por aquellas lecturas que nos desafíen, nos hagan replantear nuestros puntos de vista, nos den que pensar y nos hagan aprender nuevas ideas.

 

Imagen via LinkedIn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s