Estrategias para cambiar de opinión de manera racional

baixa

Uno de los peligros para el deseo de obtener creencias racionales sobre el mundo es, paradójicamente, el deseo de tener razón. O al menos eso es lo que expone Julia Galef en un post de hace ya unos años, en el blog sobre escepticismo y racionalidad Rationally Speaking.

Galef comenta que una de las ironias del racionalismo es que si se quiere estar en lo cierto es preferible dejar de preocuparse por estar siempre en lo cierto en cualquier desacuerdo.

Y es que, según Galef:

De otra manera, no sería capaz de actualizar mis creencias cuando la evidencia lo requiera.

Así pues, Galef nos ofrece seis estrategias para cambiar de opinión de manera racional (consulta el artículo original para más detalles):

1. Separa la creencia de la identidad personal:

2. Piensa en los desacuerdos como colaboraciones, y no como conflictos:

3. Visualiza que estás equivocado:

4. Piensa en el largo plazo:

5. Felicítate por ser objetivo, no por tener razón:

6. Si no puedes vencer a tu instinto competitivo, redirígelo:

 

Da que pensar: Quizá pensamos que la fuerza de nuestra seguridad en una creencia disminuye la oportunidad de corregirla si se demuestra que es falsa. No obstante, en psicología se ha documentado un fenómeno, el llamado hypercorrection effect (HE), que muestra que podemos corregir las creencias de las que estamos muy seguros. El HE funcionaría de la siguiente manera: tras descubrir que alguna de las ideas de la que estábamos muy seguros era de hecho falsa, la sorpresa y el bochorno que experimentamos puede hacer que prestemos más atención a respuestas alternativas que no habíamos considerado. Y eso abre la puerta a la corrección de la creencia.

Las estrategias de Galef también se basan en la confianza de la autora de que podemos cambiar aquellas creencias de las que estamos muy seguros, o que al menos podemos conseguir ponerlas en cuarentena para examinarlas con atención y rechazarlas si contamos con evidencia suficiente. No obstante, el HE tiene matices.  Un estudio de 2012 mostró que el HE desaparece con el tiempo: las creencias erróneas reaparecen con el tiempo si dejamos de estar expuestos a la respuesta correcta. La implicación para el aprendizaje, tanto institucional como personal, es clara: hay que minimizar la exposición a las creencias erróneas y aumentar la exposición a las correctas para que la respuesta acertada persista en nuestra memoria.

Imagen via ronsosenhead.co.uk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s