También Bowie era sólo un hombre

BowieReturnNew647

Sí, ha muerto David Bowie. Y como no podía ser de otra forma, los medios y las redes se han llenado de artículos, de imágenes y de canciones que loan su figura y su obra. Uno de esos artículos que más me ha impresionado ha sido, curiosamente, uno que tiene poco que ver con una loanza del Bowie artista. Más bien, parece un recordatorio de algo que olvidamos con frecuencia: los ídolos de la cultura popular son personas, no dioses. Y, como tal, también están sujetos a los mismos miedos, angustias y preocupaciones que la gente de a pie.

Así, en una entrevista para el programa Radio 4 in Four de la BBC en 2002, Bowie se sinceraba sobre sus pensamientos en torno al envejecer y a la muerte:

No es la edad en sí misma […] La edad no me preocupa. Muchos de mis héroes eran tipos mayores. Es la falta de los años que quedan lo que más me pesa, más que la edad que tengo. Me siento bastante bien, francamente. Siempre he hecho lo que he querido, soy un escritor. Es tener que dejarlo todo. Incluso ahora, es tan emotivo. Para mí, a menudo, hay una nube de melancolía sobre el hecho de saber que voy a tener que dejar a mi hija sola. No sé a qué edad va a tener que ser, gracias a Dios. Simplemente me redobla la pena.

“It’s not the age itself,” he explained. “Age doesn’t bother me. So many of my heroes were older guys. It’s the lack of years left that weighs far heavier on me than the age that I am. I feel pretty good frankly. I do what I’ve always wanted to do, I’m a writer. It’s having to let go of it all. Even now, it’s so much more poignant. For me, often, there’s such a cloud of melancholia about knowing I’m going to have to leave my daughter on her own. I don’t know what age that is going to be, thank God. It just doubles me up in grief.

Grandes artistas, personas de carne y hueso. Personas que se aflijen, que sufren, que se emocionan y que se alegran y divierten, probablemente con las mismas cosas que tú y que yo. Y personas que envejecen. Es curioso ver cómo Internet se ha inundado de imágenes de un Bowie joven, desafiante, rompedor; y también maduro, interesante, hipnótico. Pero pocas imágenes del Bowie ya entrado en la sesentena, a pesar de que él mismo reconociera que la edad no era lo que más temía.

Descanse en paz, David Bowie. Recordémosle como artista y, si podemos, por qué no, como a la persona que también fue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s